3. EL MAPA DE LA DISCRIMINACIÓN Y LOS AVANCES DE LA IGUALDAD

2. Contenidos de la clase


B) MUJERES Y HOMBRES EN EL REPARTO DE RESPONSABILIDADES FAMILIARES. CONCILIACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD

La Unión Europea en su Informe sobre la igualdad entre hombres y mujeres 2007 dice lo siguiente: "Llama la atención comprobar que la tasa de empleo de las mujeres de entre 20 y 49 años se reduce 15 puntos cuando tienen un niño, mientras que la de los hombres aumenta 6 puntos". La Comisión de las Comunidades Europeas señala que estos datos reflejan las mayores dificultades que tienen las mujeres para conciliar la vida profesional y la vida privada así como el desequilibrio del reparto de las tareas domésticas y familiares siguen siendo importantes.

España es el tercer país de la Unión Europea con menor proporción de mujeres que trabajan fuera de casa mientras tienen hijos menores de 12 años. La tasa de empleo en ese grupo es del 51,2% frente al 60,4% de media comunitaria. Así lo señala la oficina estadística de la UE Eurostat en un estudio sobre las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de conciliar vida profesional y familiar. El estudio, con datos de 2003, refleja las pautas laborales entre mujeres y hombres de 20 a 49 años y señala que el tener hijos incide notablemente tanto en la participación en el empleo como en el tiempo que dedican al trabajo las mujeres, factor que apenas se refleja en los hombres. (13/04/05).

En el citado informe de 2007 la UE señala que "el recurso a las modalidades de trabajo flexible puede reflejar preferencias personales, pero la marcada diferencia entre hombres y mujeres subraya el desequilibrio existente en la utilización del tiempo".

La incorporación de las mujeres al mundo laboral no ha sido acompañada por el necesario cambio social. La sociedad sigue funcionando como si las mujeres tuvieran una plena dedicación al cuidado del hogar y la familia, sin tener en cuenta que tienen que hacer un esfuerzo suplementario importante por llegar a todo. La sociedad está todavía dividida en roles según el sexo y aún se asigna a las mujeres la responsabilidad de la familia y a los hombres básicamente la de la vida laboral, pública y social. Esta situación repercute en la menor calidad de la vida de las mujeres y en menores oportunidades.

Los datos son elocuentes:

  • Las mujeres dedican una media de 5 horas y 59 minutos al trabajo doméstico. Por el contrario, los hombres emplean en este grupo de actividades 2 horas y 20 minutos, según cifras publicadas por Eurostat.

  • En España, las mujeres representan el 96,5% de la poblacin considerada "inactiva" que están en esta situación por razones familiares frente al 3,5% de hombres. (INE 2009).

  • En cuanto al nivel de corresponsabilidad en el reparto de tareas cuando los dos miembros de la pareja realizan una actividad remunerada conocemos datos referidos a los hogares en los que la madre es el agente principal de las tareas de cuidado de hijos/as según tipo de tareas (en %) observamos que el 71,9 se encarga del cuidado de menores de 3 años que no van a la guardería, el 72,5 de la atención en situaciones de enfermedad, el 76,5 de las reuniones escolares y el 80 al acompañamiento al médico.

  • El 38,2% de las abuelas cuida de los niños y niñas a la salida del colegio. Un estudio realizado por el Instituto de la Mujer señala que la importancia de las abuelas maternas se observa de forma especialmente notable en el caso de las mujeres ocupadas; las madres de estas mujeres, asumen el rol de responsable principal de atención de menores durante las vacaciones escolares en un 20,1% de los casos y atienden a los menores de tres años, cuando no van a la guardería 21,7% y se hacen cargo de las situaciones de enfermedad en un 15%.

  • Por cada hombre que abandona su puesto de trabajo por razones familiares lo hacen 27 mujeres según datos de INE.

  • En los datos de excedencia por cuidado de hijos 2002-2007 las madres representan el 94,1% (INE 2009).

  • En el 2007 se perdieron 40% de los lugares de alta dirección ocupados por mujeres. Fundamentalmente renunciaron por dificultades para compatibilizar la vida personal y familiar con las exigencias de su profesión. (Fuente FEDEPE)

  • Diez meses después de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres ya son más de 200.000 padres que han solicitado el nuevo permiso por paternidad en toda España. (MAP 11 febrero de 2008).

Es preciso subrayar que el Estado delega una parte importante de su responsabilidad de servicio público en las mujeres como principal agente de cuidados. Tal y como afirma Irene López "El cuidado es un ingreso gratuito aportado por las mujeres, un impuesto naturalizado, porque no hace falta recaudarlo por vía tributaria, no tiene coste de gestión (no es necesaria una agencia pública que lo gestione) y no es necesaria la coerción para ello, ya que es dado por naturaleza."

Dos datos bastan para comprender la contribución de las mujeres al bienestar social:

  • El Libro Blanco de la Dependencia declara que el 83% de los cuidadores son mujeres y con una edad media de 52 años.

  • El número total de horas dedicadas al trabajo no remunerado es del orden de 46.000 millones anuales con un valor que asciende a 332.506 millones, lo que supone que se generan anualmente 7.916 euros per cápita en la producción doméstica y de voluntariado. Esos datos están referidos al conjunto del Estado español trasladan ese peso del trabajo no remunerado al PIB lo que les lleva a la conclusión de que supone el 42,5% del PIB (467.500 millones en 2007).

Para solucionar esta situación se están desarrollando medidas de corresponsabilidad orientado al reparto equitativo del tiempo entre hombres y mujeres, así como a la asunción de medidas por parte de agentes sociales e instancias públicas y privadas, que faciliten la conciliación entre la vida familiar, personal y laboral.