1. LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y LA IGUALDAD

7. Ideas fundamentales



- La aprobación de la igualdad entre mujeres y hombres es relativamente reciente. La Carta Universal de Derechos Humanos , uno de los documentos de mayor consenso de la historia, afirma en su artículo 2 que "todos los seres humanos somos iguales sin distinción alguna de sexo, de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

- Los derechos de las mujeres son Derechos Humanos que no pueden ser cuestionados por prácticas, tradiciones o costumbres culturales o religiosas que atenten contra la dignidad de la mitad de la humanidad.

- Treinta años después de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se aprobó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). Se han realizado cinco Conferencias Mundiales de la Mujer, que han sido el marco de tratados internacionales, así como del marco jurídico de los países.

- La reivindicación por los derechos de ciudadanía e igualdad entre mujeres y hombres es una constante en la historia de la humanidad. Es en la Revolución Francesa, en el marco de la Ilustración cuando surgen los primeros colectivos de mujeres que expresan públicamente sus reivindicaciones, iniciándose los primeros movimientos feministas. Posteriormente el sufragismo revindicará el derecho al voto y a la educación, que abriría a las mujeres el camino a la plena ciudadanía.  

- El feminismo es un movimiento que ha contribuido al fortalecimiento de la democracia, al reconocer los derechos de las mujeres como ciudadanas.

- En España la Constitución de 1978 establece como uno de los pilares fundamentales del estado de Derecho el principio de igualdad.

- Aunque los Estados Democráticos reconocen la igualdad de todas las personas ante la Ley, hace falta además que se produzcan cambios sociales y estructurales que hagan de ese principio constitucional, una igualdad real y efectiva. Debido a los valores sociales y culturales sigue existiendo una gran distancia entre la igualdad legal y la igualdad real.

- La Igualdad no significa que mujeres y hombres sean idénticos, de la misma forma en que no lo son todos los hombres y no los son todas las mujeres entre si. La igualdad es el principio rector de la vida democrática, que supera las diferencias discriminatorias y eleva a todos los seres humanos a la categoría de personas y ciudadanas sin distinción de sexo.